Entradas

LA NEVADA

Imagen

LA CARRETA

Imagen
Caminaba con mi padre cuando nos detuvimos en una curva y después de un pequeño silencio
me preguntó:

- Además del cantar de los pájaros, ¿Escuchas algo más?

Agudicé mis oídos y algunos segundos después le respondí:

- Estoy escuchando el ruido de una carreta.

Eso es -dijo mi padre-. Es una carreta vacía.

Pregunté a mi padre:

- ¿Cómo sabes que es una carreta vacía, si aún no la vemos?

Entonces mi padre respondió:

- Es muy fácil saber cuándo una carreta está vacía, por causa del ruido. Cuanto más vacía está
la carreta, mayor es el ruido que hace.”

FELICIDAD (DESIDERATA)

Imagen
Camina plácido entre el ruido y la prisa,
y piensa en la paz que se puede encontrar en el silencio.
En cuanto te sea posible y sin rendirte.
Mantén buenas relaciones con todas las personas. Enuncia tu verdad de una manera serena y clara,
y escucha a los demás,
incluso al torpe e ignorante,
también ellos tienen su propia historia.
Evita a las personas ruidosas y agresivas,
ya que son un fastidio para el espíritu.
Si te comparas con los demás,
te volverás vano y amargado
pues siempre habrá personas más grandes y más pequeñas que tú.
Disfruta de tus éxitos, lo mismo que de tus planes.
Mantén el interés en tu propia carrera,
por humilde que sea,
ella es un verdadero tesoro en el fortuito cambiar de los tiempos.
Sé cauto en tus negocios,
pues el mundo está lleno de engaños.
Mas no dejes que esto te vuelva ciego para la virtud que existe,
hay muchas personas que se esfuerzan por alcanzar nobles ideales,
la vida está llena de heroísmo.
Sé sincero contigo mismo,
en especial no finjas el afecto,

DOS LOBOS

Imagen
La sabiduría de los indios es sorprendente y un viejo indio trataba de dejarle a su pequeño nieto una enseñanza que le durara para toda la vida y que marcara su camino.
Una noche, se sentó bajo el cielo estrellado y lo invitó a sentarse junto a él. Le contó anécdotas de su historia que trascendieron y lo convirtieron en el viejo sabio que todos lo consideraban.
Le anticipó que le contaría algo que lo marcaría para siempre y esta fue la conversación que tuvieron y seguramente el pequeño nunca olvidó:

– Sabes, en nuestro interior todos tenemos dos lobos, constantemente ambos tienen una lucha imparable, una pelea tan terrible que no a todas las personas les es fácil lidiar.

– ¿Dos lobos, cómo es eso abuelo? – con ingenuidad y asombro preguntó el pequeño niño.

– Sí, todos en nuestro interior tenemos dos lobos totalmente distintos; uno es malo porque representa todos los malos sentimientos que pueden existir en un ser humano, la envidia, la ira, los celos, el orgullo, la codicia…

LA CUERDA

Imagen
Cuentan que un andinista, desesperado por conquistar el Aconcagua, inició su travesía después de años de preparación, pero quería la gloria para él solo y por lo tanto subió sin compañeros.
Empezó a subir, pero se le fue haciendo tarde y no se preparó para acampar sino que decidió seguir subiendo, empecinado en llegar a la cima. Oscureció y la noche cayó con gran pesadez en la altura de la montaña; ya no se podía ver absolutamente nada.
Todo era negro y la visibilidad era nula; las estrellas estaban cubiertas por las nubes y no había luna.
Subiendo por un acantilado, a sólo cien metros de la cima, se resbaló y se desplomó por los aires. Caía a una velocidad vertiginosa y sólo podía ver veloces manchas cada vez más oscuras que pasaban en la misma oscuridad y la terrible sensación de sentir la proximidad del final.
Seguía cayendo y en esos angustiosos momentos pasaron por su mente todos sus gratos y no tan gratos momentos; de repente sintió un tirón tan fuerte que casi lo…

EL TREN

Imagen
La vida no es más que un viaje por tren: repleto de embarques y desembarques, salpicado de accidentes, sorpresas agradables en algunos embarques, y profundas tristezas en otros.
Al nacer, nos subimos al tren y nos encontramos con algunas personas las cuales creemos que siempre estarán con nosotros en este viaje. Lamentablemente la verdad es otra. Ellos se bajarán en alguna estación dejándonos huérfanos de su cariño, amistad y su compañía irremplazable. No obstante, esto no impide a que se suban otras personas que nos serán muy especiales.
De las personas que toman este tren, habrá los que lo hagan como un simple deseo, otros que encontrarán solamente tristeza en el viaje, habrá otros que, circulando por el tren, estarán  siempre  listos  para  ayudar  a  quien  lo  necesite.  Muchos  al  bajar,  dejan  una añoranza  permanente; otros pasan tan desapercibidos que ni siquiera nos damos cuenta que desocuparon el asiento.
 Es curioso constatar que algunos pasajeros, quienes nos son más q…