Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2011

EL TÉRMINO MEDIO

Imagen
Había una vez, en un país muy lejano, un señor que no era ni muy listo ni muy tonto, ni  muy guapo ni muy feo, ni muy alto ni muy bajo.
-Soy el término medio de los hombres.
Ernesto, que así se llamaba, tampoco era ni muy simpático ni muy antipático, ni muy bueno ni muy malo, ni muy valiente ni muy cobarde.
-Lo que digo, soy la media estadística.
Tampoco era ni muy rico ni muy pobre, y su trabajo no lo hacía ni muy bien ni muy mal.
Ernesto estaba casado con Encarnación, que un buen día le preguntó:
-Ernesto, te amo con locura. ¿Tú cuanto me amas a mí?
A lo que Ernesto respondió:
-Pues no te quiero ni mucho ni poco.
Al oír esto Encarnación, sobresaltada, dijo:
-Entonces no me amas, Ernesto de mi vida.
-Claro que te amo, Encarnación, pero ni mucho ni poco.
-Insisto, no me amas. ¡Con lo mucho que yo te quiero!
Ernesto fue esa noche a la cama con su señora y mantuvieron relaciones maritales que no fueron ni muy placenteras ni muy desagradables.
Al día siguiente Ernesto acudió a su trabajo y realizó s…

LOS POBRES

Imagen
Un padre rico, queriendo que su hijo supiese lo que es ser pobre, lo llevó a pasar unos días con una familia de campesinos.El niño estuvo 3 días y 3 noches viviendo en el campo. 
Al volver para la ciudad, todavía en el coche, el padre le preguntó: 
- ¿Que tal tu experiencia? 
- Bien - respondió el hijo, un poco distante. 
- ¿Aprendiste algo? Insistió el padre.
Y el hijo respondió: 1 - Que nosotros tenemos un perro y ellos tienen cuatro.
2 - Que tenemos una piscina con agua tratada, que llega hasta la mitad del patio. Ellos tienen un río entero, de agua cristalina con peces y otras cosas bellas.
3- Que tenemos iluminación eléctrica en nuestro jardín pero ellos tienen las estrellas y la luna para iluminarlos.
4 – Nuestro jardín llega hasta el muro. El de ellos, hasta el horizonte.
5 - Nosotros compramos comida; ellos cocinan.
6 - Nosotros oímos CD's... Ellos oyen una perpetua sinfonía de pájaros, grillos y otros pequeños animales...
7 - Usamos microondas. Lo que ellos comen tiene el sabor del f…

DOS ÁRBOLES

Imagen
El niño estaba muy intrigado. Era primavera y todos los días iba con su abuelo al parque. Allí se fijo en los dos árboles del fondo. Eran dos árboles de la misma especie, su tronco era exactamente igual, eran incluso de la misma altura. Pero eran dos árboles ¡tan distintos! El de la derecha estaba lleno de hojas, tenía una hermosa copa. El de la izquierda presentaba una lindas ramas muy cuidadas, con muchas hojas, pero su copa no era tan espesa.
- Abuelo – preguntó el niño - ¿Por qué en el árbol de la derecha no hay pájaros, y nadie se sienta a su sombra? Sin embargo, en el banco que está debajo del árbol de la izquierda siempre hay gente descansando?
- Fíjate – le contestó el abuelo – El árbol de la izquierda deja pasar los rayos del sol, y a su sombra la gente descansa, juega, sonríe,… y los pájaros acuden a sus ramas, allí se posan, descansan y cantan; pero el árbol de la derecha tiene tantas ramas y tanta hoja que no deja espacio para los pájaros, ni deja pasar el sol.
- ¿Y eso por qué? –…

LA LUCIÉRNAGA

Imagen
Un día el soberano de Reinohermoso decidió enviar un regalo a su hermano, el rey de Reinogrande. Los dos reinos se encontraban uno cerca del otro, pero estaban separados por un bosque enorme e intrincado. Desde hacía años, los dos hermanos tenían que intercambiarse noticias y felicitaciones por medio de palomas mensajeras, porque ningún hombre había sido capaz de atravesar aquel bosque de árboles tan tupidos que ni siquiera los rayos del sol podían penetrar en él. Tan es verdad que era llamado por todos: «Bosque negro». El rey de Reinohermoso aquel día reunió a los caballeros más fuertes y valientes: el caballero rojo, el caballero azul y el caballero amarillo.
-En este cofrecito hay un anillo con doce magníficos diamantes. Es un anillo precioso y quiero regalárselo a mi hermano, el rey de Reinogrande -, dijo en tono solemne entregándoselo al primer caballero.
-Si el caballero rojo no lo lograra - , continuó dirigiéndose a los otros dos caballeros -, os tocará a vosotros a…