LA BELLEZA

 Texto de Audrey Hepburn
Para tener unos labios atractivos, decir siempre palabras amables.

Para tener ojos adorables, mirar siempre las cosas buenas de la gente.

Para tener una figura esbelta, compartir la comida con los que padecen hambre.

Para mantener la elegancia, caminar con la certeza de que nunca estás sola.

La gente,más que las cosas, tienen derecho a ser restablecidas, redimidas; nunca rechazar y deshecar a nadie.

Con el tiempo y la madurez se descubre algo muy simple pero muy importante: que tenemos dos manos, una para ayudarte a ti mismo y la otra para ayudar a los demás.

La belleza de una mujer no está en su figura, o en la ropa que viste o en la forma como se peina. La belleza de una mujer tiene que ser vista en sus ojos, porque son las puertas del alma, el lugar donde habita el amor.

La belleza de una mujer no está en la moda superficial. La verdadera belleza de una mujer se refleja en su alma, en la bondad con que se entrega y en la pasión que demuestra viviendo.

La belleza de una mujer crece con los años.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL PAÍS SIN PUNTA

EL CENTAURO

LAS TRES PIEDRAS