SILBAR



El cardenal Cisneros fue una de las personas más importantes de la España del renacimiento. Era hombre de confianza de los Reyes Católicos. Fue gran gobernante y protector de artistas.

Se cuenta que cuando fue nombrado Arzobispo de Toledo, un labrador de su pueblo dijo muy contento:

- Me alegro por él y por mí, que he sido su maestro.

Le oyó el cura del pueblo y le dijo:

- Pero tú, ¿qué pudiste enseñarle si no sabes leer ni escribir?

- ¡Le enseñé a silbar! - contestó, muy orgulloso, el labrador.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL PAÍS SIN PUNTA

EL CENTAURO

LAS TRES PIEDRAS