EL CIRCO





Cuenta la leyenda que en el pasado milenio, había un circo conocido como el Circo Feliz que siempre hacía reír a la gente, no con bromas pesadas; lo que realizaba eran obras de teatro con payasos, trucos de magia y muchas cosas más….

Todos los circos tenían envidia de él, así que decidieron unirse  para averiguar el secreto. Quedaron una tarde, en el circo Bromas  Pesadas que lo único que hacía era ridiculizar  a los demás con bromas de mal gusto….

Hablando y hablando llegaron al acuerdo de investigar al Circo Feliz,  porque estaban convencidos de que en cada función se tomaban una poción mágica para tener gracia y querían robárselo y así todos sus circos tendrían algo especial.

La hora prevista, las seis de la tarde, llegó pronto y mientras el Circo Feliz actuaba, cada circo se puso a registrar un camerino: El del mago, los payasos, los acróbatas…. Al terminar de registrar  los camerinos, decidieron entrar todos al camerino principal, el del Director del Circo. Al llegar allí se pasaron tanto tiempo buscando que pasó el tiempo y el espectáculo había terminado, pero ellos no se dieron cuenta de que  estaban siendo observados. 

Al enterarse ya era demasiado tarde, los del Circo Feliz estaban muy descontentos de que les hubieran revuelto todo. Todos los componentes de los circos se sintieron  arrepentidos.

Los del Circo Feliz entendían lo que les pasaba, así que el Director les dio un consejo:

- Nunca tenéis que tener envidia, ni tratéis mal a los demás, sino que tenéis que aprender de vuestros errores y tratar bien a la gente, poneros en su lugar, solo así pintaréis sonrisas en la cara de niños y mayores.
Como consecuencia de todo esto, decidieron formar un gran circo y llamarlo: EL CIRCO DE LA ALEGRIA.

(Paula Escós Andrés)

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL PAÍS SIN PUNTA

EL CENTAURO

EL TEJÓN