EL ARLEQUÍN

Va a haber una fiesta en la escuela... y no hay dinero en casa. El niño llora en un rincón. No podrá ir con sus compañeros a la fiesta de Carnaval.

La madre piensa cómo puede hacer feliz a su hijo. De repente, piensa que sabe coser, que tiene aguja, hilo y un dedal y, sobre todo, que tiene maña y ganas de hacer algo hermoso para su hijo.

- Anda, vete a casa de tus compañeros y pide a sus mamás un cachito de tela de alguno de sus vestidos.

El niño no entiende por qué tiene que hacer este recorrido y piensa que va a sentir aún más envidia, pero va.

Cuando llega la noche, junto a la mesa de la cocina, la madre va intentando combinar los colores. Y hacen muy bonito efecto.

Y el día de Carnanval el niño va a la fiesta con el vestido más original y alegre de todos. Es el arlequín triunfador.

Comentarios

  1. Cuesta luchar por una ilusión, pero merece la pena, aunque haya que ir pidiendo de puerta en puerta

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EL PAÍS SIN PUNTA

EL CENTAURO

LAS TRES PIEDRAS